GESTIONAR EL MIEDO

FireShot Capture 148 - ARTICULOS ACABADOS - Google Drive - drive.google.com

Quiero entrar en detalle en las 4 emociones básicas. En éste post, vamos a hablar del MIEDO.
Verás que cada emoción tiene una función positiva siempre y que también nos puede llevar a lugares que
no convienen, la cara negativa que yo le digo.
Depende de nuestra gestión emocional y es algo que se puede aprende y que como todo, requiere atención y
entrenamiento.

El Miedo
El miedo es la reacción que vamos a tener ante una situación que percibimos como peligrosa.
Generalmente, nuestro instinto es evitar este tipo de situación, alejarnos, correr, protegernos. La función
positiva del miedo es la protección y esencial para nuestra supervivencia, ya que nos permite reaccionar
ante un peligro y tomar las medidas necesarias para ponernos a salvo.
Sin embargo, en el mundo moderno, nuestro miedo puede aparecer debido a cosas o situaciones que no
son realmente peligrosas y eso nos puede lleva a la ansiedad, la cara negativa del miedo.

LA NEUROCIENCIA NOS CUENTA QUE:

  • TENEMOS UNA MEDIA DE 60.000 PENSAMIENTOS AL DÍA.
  • EN EL MEJOR DE LOS CASOS, EL 80% DE ESOS PENSAMIENTOS, SON NEGATIVOS.
  • EL 90% DE ESOS PENSAMIENTOS SON RECURRENTES, ES DECIR, LOS TUVIMOS EL

DÍA ANTERIOR Y LA SEMANA PASADA.

  • EL 80% DE ESOS PENSAMIENTOS, NUNCA PASARAN.

Así que ¿CÓMO GESTIONAS TU MIEDO?

Los problemas de ansiedad suelen surgir por tener una reacción intensa y repetitiva en el tiempo, ante
situaciones que no lo requieren. Sucede que se crean rutas neuronales en el cerebro que nos atrapan en un
bucle interminable, nos dejan agotados, sin energía y sobre todo, sin la claridad mental necesaria para tomar las
decisiones adecuadas.

TIPS SENCILLOS QUE TE VAN A AYUDAR

  1. Es importante conectar con nuestra parte racional y evaluar las cosas desde una perspectiva lógica:
    ¿Cuánto de verdad hay en lo que me estoy diciendo? Por ejemplo, si tenemos miedo de que vamos a llegar al
    tarde al trabajo, miedo a que nos despidan y miedo a acabar viviendo bajo un puente, esto nos causará ansiedad
    y probablemente, dificultades para dormir; al no dormir bien, aumentarán las posibilidades de levantarnos tarde
    y de llegar tarde al trabajo. Con este ejemplo puedes ver claramente que el inicio y el fin del bucle, llevan al
    mismo lugar. Lo primero que debemos considerar es que tan probable es que este escenario ocurra, ¿Cuánto de
    realidad hay?
  2. Pensar en alternativas y preparar un plan de acción para levantarnos antes, llegar puntuales y tranquilos al
    trabajo. Esto puede ayudarte en muchos ámbitos de tu vida, a sentirte con menos ansiedad en la vida diaria.
  3. Saber que hay cosas y situaciones que no dependen de nosotros. Aceptar éste punto, te dará mucha
    tranquilidad y te permitirá enfocarte y actuar, en lo que sí realmente está en tus manos.
  4. Confiar en nosotros, en nuestras capacidades y recursos.
  5. Una vez al día, pon atención a tus pensamientos para detectar cuáles de ellos son recurrentes, puedes
    anotarlos. Ese es tu piloto automático. Una vez identificados, vuelve al punto 1, 2 y 3 para cada pensamiento.
  6. Conectar con tu respiración y cambiar su ritmo a una respiración más profunda y prolongada (respiración
    diafragmática).
  7. Sé paciente y amable contigo mism@, date tiempo para entrenarte. Puedes llegar a hackear tus
    pensamientos y revertirlos a favor de tu bienestar.

Compartir:

Share on facebook
Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a mi newsletter y consigue tu ebook gratuito de regalo

Descubrirás herramientas, prácticas y útiles para mejorar tu vida.