GESTIONAR LA TRISTEZA

FireShot Capture 117 - ARTICULOS ACABADOS - Google Drive - drive.google.com

Siguiendo con las cuatro emociones básicas, hoy quiero hablarte acerca de la tristeza, esa
emoción de la que queremos escapar y que tanto nos incomoda, por regla general.

Os decía en el post sobre el miedo, que cada emoción tiene una función positiva
siempre y que también nos puede llevar a lugares que no convienen, la cara negativa
que yo le digo.

Depende de nuestra gestión emocional y es algo que se puede aprende y que como todo,
requiere atención y entrenamiento al ritmo de cada persona.

La Tristeza

La tristeza es la emoción con la que respondemos ante una pérdida.

La función de la tristeza es ir hacia dentro de nosotros mismos, tomarnos un tiempo para coger fuerzas,
recuperar energía y drenar el dolor, para superar esa pérdida.

El manejo sano de la tristeza implica estar con esa emoción, permitirte estar triste por lo sucedido y el asunto
es que intentamos escapar de nuestra tristeza por que no comprendemos su función reparadora interior,
además de que nuestro entorno, familia y amigos, van a intentar “animarnos” para tapar esa tristeza, ya que
socialmente es nuestra primera reacción ante una persona que está triste; te sonarán expresiones como: “No
llores, no es para tanto” o “Piensa en positivo” o “Anímate, todo pasa”, etc.

Es verdad que todo pasa y también es verdad, que lleva su proceso y su tiempo “pasarlo”. Aceptar nuestra
tristeza puede permitirnos superar la perdida y seguir adelante, a nuestro ritmo, valorando lo que sí
tenemos en nuestra vida y pudiendo abrir otros horizontes, a medida que nuestra tristeza vaya dejando
espacio fértil dentro de nosotros.

Anclarte en la tristeza puede llevarte a la cara negativa de la emoción: desmotivación, apatía o
incluso a la depresión.
El grado de tu tristeza y el tiempo que la mantengas, no va a devolverte esa pérdida ni va a cambiar una
situación que ya no tiene vuelta atrás, es importante que seas consciente de esto y aceptando tu tristeza
a tu ritmo, vayas dando pasitos para tomar acción y abrazar de nuevo estar bien, estar mejor.

TIPS QUE PUEDEN AYUDARTE

  1. Permítete sentir tu tristeza, sabiendo que es pasajera. Rechazar la tristeza, no va a hacer que
    desaparezca.
  2. Llora si lo necesitas, ayuda a drenar la tristeza. ¡Llorar es de valientes!
  3. Determina el motivo y su grado, para saber si realmente se está convirtiendo en un problema.
  4. Diferencia entre la pérdida real y pérdida distorsionada (todo lo que te cuentas sobre lo que ha
    sucedido).
  5. Huye del sufrimiento, regodeándote en el dolor sin sentido. Para ello vuelve al punto 3 y 4.
  6. Transforma tu tristeza en aprendizaje, puede ser una poderosa palanca que te haga salir de una
    situación que no te aporta bienestar, abandonando viejos patrones.
  7. Pide ayuda cuando lo necesites. Hablar con tus seres queridos, con un coach o con un terapeuta,
    también sana.

Compartir:

Share on facebook
Facebook

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribite a mi newsletter y consigue tu ebook gratuito de regalo

Descubrirás herramientas, prácticas y útiles para mejorar tu vida.